Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
ANSIEDAD SOCIAL: INTERVENCIÓN DESDE LA TERAPIA DE  
ACEPTACIÓN Y COMPROMISO A PROPÓSITO DE UN CASO  
SOCIAL ANXIETY: INTERVENTION FROM ACCEPTANCE AND  
COMMITMENT THERAPY ABOUT A CASE  
1
2
Ponce-Alencastro Jhon Alexander ; Arredondo-Aldana Karina ;  
Mera-Posligua Mauro Julio 3  
1
2
Estudiante de la Maestría Académica con Trayectoria de Investigación en Psicología, Mención  
Estudiante de la Maestría Académica con Trayectoria de Investigación en Psicología, Mención  
3
Estudiante de la Maestría Académica con Trayectoria de Investigación en Psicología, Mención  
Resumen  
El trastorno de ansiedad social (TAS) es un cuadro de gran activación cognitiva, emocional y  
física, que una persona padece como respuesta defensiva ante el intenso miedo de sentirse  
discriminado y humillado en su entorno social. Debido a la pobre valoración que tiene sobre si  
mismo y el temor de ser evaluado por el otro, resultando en una constante evitación que  
consolida la ansiedad en una firme posición de no exponerse a situaciones sociales  
displacenteras. En el siguiente trabajo se presenta el caso de un paciente de 45 años con un  
diagnóstico de ansiedad social. Se aplico un tratamiento de 12 sesiones individuales basadas en  
la terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). En los resultados se ha logrado cumplir con los  
objetivos terapéuticos centrados en la reducción de los niveles de ansiedad y de fobia social,  
aumentando la flexibilidad psicológica y disminuyendo la evitación experiencial. Finalmente se  
discuten las implicaciones clínicas del caso para la investigación y la práctica de esta terapia en  
los trastornos de ansiedad social.  
Palabras clave: trastorno de ansiedad social fobia social, terapia de aceptación y compromiso,  
análisis funcional, evitación.  
Abstract  
Social anxiety disorder is a picture of great cognitive, emotional and physical activation, which a  
person suffers as a defensive response to the intense fear of feeling discriminated against and  
humiliated in their social environment. Due to the poor assessment he has of himself and the fear  
of being evaluated by the other, resulting in a constant avoidance that consolidates anxiety in a  
firm position of not exposing himself to unpleasant social situations. The following work presents  
the case of a 45-year-old patient with a diagnosis of social anxiety. A treatment of 12 individual  
sessions based on Acceptance and Commitment (ACT) therapy was applied. In the results, it has  
been possible to meet the therapeutic objectives focused on reducing levels of anxiety and social  
phobia, increasing psychological flexibility and decreasing experiential avoidance. Finally, the  
Información del manuscrito:  
Fecha de recepción: 13 de julio de 2021.  
Fecha de aceptación: 27 de septiembre de 2021.  
Fecha de publicación: 12 de noviembre de 2021.  
1
04  
Ponce-Alencastro et al. (2021)  
clinical implications of the case for the research and practice of this therapy in social anxiety  
disorders are discussed.  
Keywords: social anxiety disorder, social phobia, acceptance and commitment therapy,  
functional analysis, avoidance.  
En el 2015, la proporción de la  
1. Introducción  
población mundial con trastornos de  
ansiedad fue de 3,6 % y para el 2020  
ha sido evidente que durante la fase  
inicial de la pandemia de COVID-19  
fue común la presencia de ansiedad  
Para empezar, es importante  
destacar que la ansiedad es una  
experiencia inherente a la vida  
humana, teniendo como finalidad  
contribuir a la adaptación y el  
en  
la  
población  
general.  
mejoramiento  
cotidiano;  
del  
rendimiento  
mismo, esta  
Repercutiendo sobretodo, en el  
personal de salud, especialmente en  
médicos, enfermeras y en quienes  
trabajan directamente con casos  
sospechosos o confirmados de  
COVID-19 (Huarcaya, 2020).  
así  
experiencia tiene diferentes matices  
de carácter subjetivo, llegando  
también, a ser una de las principales  
causas de sufrimiento mental.  
Según informes de la Organización  
Mundial de la Salud (OMS) entre  
Es así que la pandemia de la COVID  
19 ha sido percibida como una  
1
990 y el 2013, el número de  
amenaza real a la vida, activando  
todos nuestros medios exitenciales.  
Emergiendo la ansiedad ante la  
personas con depresión o ansiedad  
aumentó en cerca de un 50 %,  
pasando de 416 a 615 millones y  
cerca de un 10 % de la población  
mundial afectada, lo cual representa  
un 30 % de la carga mundial de  
enfermedad no mortal con un 24 %  
de la prevalencia y el 43% de  
discapacidades, pudiendo ser mayor  
en países de ingresos bajos y  
medios, respectivamente (Torres,  
muerte  
como  
producida  
de señales  
una  
reacción  
emocional  
percepción  
por  
la  
de  
amenazas, reales o imaginadas.  
Algo que normalmente puede  
aparecer en los contextos de  
pandemias como la actual (Brooks et  
al., 2020).  
De manera que ante los efectos  
psicológicos de la pandemia de  
2
018).  
Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
COVID-19, a esta se la ha podido  
considerar un verdadero problema  
de salud mental pública emergente,  
por lo que su atención debe estar  
enfocada en los límites de la  
interacción social para evaluar el  
impacto psicosocial que ha generado  
Dentro de los trastornos de  
ansiedad, tenemos al trastorno de  
ansiedad social (TAS) también  
conocido como fobia social (FS), que  
obedece a un gran grupo de  
alteraciones que se caracterizan por  
comportamientos  
de  
tipo  
(Galindo et al., 2020).  
anticipatorios hacia un posible daño  
real posterior o imaginario, que se  
Entrando en contexto, los trastornos  
de ansiedad están clasificados como  
el sexto factor que contribuye a la  
pérdida de salud sin consecuencias  
mortales a nivel mundial y figura  
entre las diez causas principales de  
años vividos con discapacidad en  
todas las regiones de la OMS. Del  
mismo modo que en el caso de la  
acompaña  
de  
exageradas  
respuestas de tipo fisiológicas,  
cognitivas y conductuales. En las  
que el sujeto se ve expuesto a  
personas que no son del ámbito  
familiar o a la posible evaluación por  
parte de los demás; temiendo actuar  
de una manera humillante  
o
vergonzosa y/o mostrar síntomas de  
ansiedad (APA, 2016).  
depresión,  
los  
trastornos  
de  
ansiedad son más comunes en las  
mujeres que en los hombres (OPS,  
Estas respuestas obedecen más a  
las preocupaciones sociales, a la  
hora de predecir la tendencia general  
2
017).  
La ansiedad va convirtiéndose en un  
sentimiento de malestar  
a
preocuparse  
a
estímulos  
indicadores de peligro, que derivan  
de la percepción sesgada de falta de  
control sobre los eventos futuros,  
desagradable, generalmente de  
causa desconocida para el paciente.  
Pudiendo generalizarse en una  
respuesta rígida, que paraliza al  
produciendo  
considerable  
personales  
desajustes  
y
sujeto,  
el  
cual  
experimenta  
inquietud,  
psicosociales (Quintero, 2015).  
desasosiego,  
insatisfacción  
y
expectación  
De manera que la persona teme ser  
observada, actuar de un modo que  
sea humillante o mostrar respuestas  
de ansiedad que también resulten  
acompañada, de inhibición y/o  
evitación constante (Bulacio, 2018).  
1
06  
Ponce-Alencastro et al. (2021)  
embarazosas. Estas situaciones  
sociales temidas se evitan o se  
soportan con ansiedad, llegando  
incluso a provocar ataques de pánico  
posteriormente se acompaña de  
muchas fobias sociales, que pueden  
condicionar al sujeto  
desesperanza crónica,  
a
una  
con  
(
Ortega et al., 2012).  
aislamiento social y gran deterioro  
que lleva a la incapacidad funcional  
Puede acompañarse  
agorafobia; siendo  
o
no de  
(Rebok & Marchant, 2019).  
esto una  
experiencia subjetiva de quedar  
atrapado en una situación de la que  
sería difícil escapar si volvería a  
La FS provoca una gran interferencia  
en la vida de las personas en el área  
social, laboral, económica y personal  
al punto de que quienes la sufren  
reconocen el temor como excesivo o  
irracional. Existiendo a nivel mundial  
ligeramente más mujeres con FS  
que hombres, exponiendose la  
desigualdad de género como un  
posible factor influyente debido a que  
socialmente se percibe al rol  
masculino como seres socialmente  
dominantes y el rol femenino como  
más introvertido y tímido y por lo  
tanto podría ser esta la razón de que  
pasa más tiempo dentro de su hogar  
y esto podría normalizarse (APA,  
presentar  
una  
amenaza  
su  
integridad. En la agorafobia se  
incluyen no solo los temores a  
lugares abiertos, sino también otros  
relacionados con ellos, como  
temores a las multitudes y a la  
dificultad para poder escapar  
inmediatamente a un lugar seguro  
(Fernández et al., 2012).  
De acuerdo a Rebok y Marchant  
2019) la ansiedad anticipatoria  
(
invade al paciente antes de enfrentar  
la situación temida, motivo por el  
cual éste registra su propia  
activación autonómica y ésta hace  
que el paciente piense que el  
ambiente lo está evaluando en forma  
negativa al poder el auditorio  
registrar sus síntomas de ansiedad.  
2
016) (Flores, 2019).  
La causa de la FS es múltiple,  
implica sistemas que controlan la  
respuesta al miedo en la corteza  
prefontal  
y
temporal  
y
sus  
conexiones con el hipocampo y la  
amígdala, también se ha relacionado  
al sistema de noradrenalina, e  
incluso se la ha vinculado con el  
Por lo general, se registra un  
antecedente temprano en la niñez o  
adolescencia de un síndrome de  
inhibición comportamental, que  
1
07  
Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
temperamento inhibido en etapas  
infantiles (Vicuña, 2016).  
y piensa que el otro lo va a valorar  
negativamente, por lo cual tiende a  
evitar, siendo esa evitación la que  
consolida el síntoma ansioso y  
Desde un modelo neurobiológico se  
identifica  
el  
tronco  
cerebral,  
conserva la tendencia  
a
no  
específicamente, el locus coeruleus,  
como el centro generador de la crisis  
de ansiedad, convirtiéndose el  
sistema límbico en la zona donde se  
ubicaría la ansiedad anticipatoria  
exponerse, por lo tanto no logra  
desarrollar habilidades sociales,  
creándolas a medias y poder contar  
con lo que puede (Bulacio, 2018).  
(
Gómez, 2012).  
Estudios epidemiológicos señalan  
que se trata de un trastorno de inicio  
temprano y que presenta un curso  
crónico si no es tratado a tiempo,  
Pero hay que considerar que  
algunas estructuras centrales del  
sistema límbico como el hipocampo  
está menos implicado en las  
emociones, mientras circuitos que  
vinculan otras partes del cerebro,  
sobre todo los lóbulos prefrontales  
con la amígdala son más centrales,  
sobre todo en el cortex prefrontal en  
el que se originarían las conductas  
de evitación (Goleman, 2017)  
debido  
a
que  
muchas  
investigaciones han informado que  
niños de tan sólo ocho años de edad  
ya cumplen criterios diagnósticos  
para este trastorno, y es en la  
adolescencia cuando se produce  
una mayor madurez cognitiva y  
también un incremento en los  
miedos a la evaluación social, en  
comparación con los niños. Lo que  
explicaría su detección entre los 12 y  
(Gómez, 2012).  
En esta línea de teórica es  
importante acotar que el temor  
generado por la FS, no está puesto  
en un objeto sino en la evaluación  
que el otro puede pensar de él según  
las propias capacidades cognitivas,  
intelectuales, de razonamiento y  
conocimiento con las que cree  
contar. Así mismo tiene una pobre  
valoración de la imagen de sí mismo  
1
7 años de edad como etapa inicial.  
Más allá de estas aseveraciones a  
medida que el niño adquiere la FS,  
esta es continua, pudiendo continuar  
durante toda la vida (García, 2013).  
En cuanto al diagnóstico debemos  
tener presente las características  
que posee la FS sobre todo en su  
componente social descartando  
1
08  
Ponce-Alencastro et al. (2021)  
otras patologías que generen  
sintomatología similar, y la alta  
comorbilidad con otros trastornos  
psicológicos, tanto en adultos como  
en niños y adolescentes, haciendo  
referencia a las conductas adictivas  
como una respuesta ante un entorno  
hostil, citando al acoso escolar  
van a darnos una clasificación  
categorial de síntomas para FS que  
incluyen:  
A. Miedo o ansiedad intensa en  
una o más situaciones sociales en  
las que el individuo está expuesto  
al posible examen por parte de  
otras personas.  
especialmente  
de  
niños  
y
B. El individuo tiene miedo de  
actuar de cierta manera o de  
mostrar síntomas de ansiedad  
que se valoren negativamente.  
adolescentes, donde la evitación de  
una situación que pueda ridiculizarlo,  
así como el juicio de los otros,  
pueden influir en recurrir a la ingesta  
de alcohol y los fármacos sedantes  
C. Las situaciones sociales casi  
para  
aliviar  
el  
componente  
siempre provican miedo  
ansiedad.  
o
anticipatorio de este trastorno de  
ansiedad, hecho que a veces da  
lugar al abuso de sustancias  
psicotropas (Campo & Aparicio,  
D. Las situaciones sociales se  
evitan o resisten con miedo o  
ansiedad intensa.  
2
017).  
E. El miedo o la ansiedad son  
desproporcionados a la amenaza  
real planteada por la situación  
social y al contexto sociocultural.  
Así mismo pueden ser vistos como  
un ritual, un medio de comunicación,  
para que, el sujeto padeciente de  
este trastorno desarrolle un perfil  
suicida, para finalmente utilizar estos  
F. El miedo, la ansiedad o la  
evitación es persistente, y dura  
típicamente seis o más meses.  
componentes  
culturales  
de  
despedida en armar su propio  
funeral (García, 2013).  
G. El miedo, la ansiedad o la  
Sin distanciarnos del tema que nos  
evitación  
causa malestar  
significativo  
convoca,  
una  
anamnesis  
y
clínicamente  
o
exploración  
psicopatológica  
deterioro en los social, laboral u  
otras áreas importantes del  
funcionamiento.  
adecuada junto a los criterios  
diagnósticos del DSM V (APA, 2016)  
1
09  
Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
H. El miedo, la ansiedad o la  
evitación no se puede atribuir a los  
efectos fisiológicos de una  
sustancia ni a otra afección  
médica.  
La terapia cognitiva conductual  
(TCC) ayuda a los pacientes a  
identificar evaluar sus  
pensamientos y comportamientos  
disfuncionales actuar en  
y
a
y
a
consecuencia. Para este cometido  
se sirve de una variedad de técnicas  
para cambiar el pensamiento, el  
estado de ánimo y la conducta.  
I. El miedo, la ansiedad o la  
evitación no se explica mejor por  
los sintomas de otro trastorno  
mental como el trastorno de  
pánico.  
En referencia a esto, Beck (2011)  
postula que la terapia cognitiva  
J. Si existe otra afección médica  
el miedo, la ansiedad o la  
evitación está claramente no  
relacionada o es excesiva.  
conductual  
(TCC)  
tiene  
los  
siguientes principios:  
Se fundamenta en una  
formulación dinámica del paciente  
y sus problemas planteada en  
términos cognitivos.  
En referencia a los tratamientos  
psicológicos eficaces para la FS la  
mayor parte de las intervenciones  
exitosas y con mayor argumentación  
científica basada en resultados ha  
sido el enfoque cognitivo conductual,  
tomando como referencia los  
tratamientos basados en la evidencia  
Requiere de una sólida  
alianza terapéutica.  
Enfatiza la colaboración y la  
participación activa.  
Está orientada hacia objetivos  
recogidos  
por  
la  
Asociación  
y
centrada  
en  
problemas  
Americana de Psicología, tanto en su  
división 12 (para adultos), llamada  
Sociedad de Psicología Clínica,  
como en su división 53 (para niños y  
determinados.  
La terapia  
cognitiva  
inicialmente destaca el presente.  
adolescentes)  
Sociedad de Psicología Clínica  
Infantil Adolescente. (García,  
013).  
denominada  
Es educativa, tiene por objeto  
enseñar al paciente a ser su  
propio terapeuta y pone énfasis en  
la prevención de las recaídas.  
y
2
1
10  
Ponce-Alencastro et al. (2021)  
La terapia cognitiva tiende a  
Las principales técnicas que los  
tratamientos multicomponentes  
ser limitada en el tiempo.  
cognitivo-conductuales han incluido  
son la reestructuración cognitiva  
combinada con exposición, la  
desensibilización sistemática, el  
Las sesiones de terapia  
cognitiva son estructuradas.  
Esta terapia se orienta a modificar  
los pensamientos catastróficos del  
paciente, preparándolo para que  
pueda asimilar los síntomas que se  
le van a presentar, manteniendo la  
calma y sin exagerar ni aventurar  
entrenamiento  
en  
habilidades  
sociales y las técnicas cognitivas  
Clark y Wells (Prieto, 2015) (Peyre et  
al., 2016).  
Consecuentemente la TCC ha dado  
paso a terapias cada vez más  
sistematizadas, con posibilidad de  
ser más breves y sobre todo  
evidenciándose efectos a corto,  
interpretaciones,  
brindando  
el  
soporte necesario para sobrellevar y  
superar este trastorno (Escobar &  
Uribe, 2014).  
Es así que sistemáticamente se  
encuentran cambios funcionales y  
morfológicos normalizadores tras la  
mediano  
y
largo  
plazo,  
manteniéndose de tres a seis meses  
después del final de la intervención,  
lo que confirma la efectividad de la  
TCC en el tratamiento de la FS  
TCC  
en  
regiones  
corticales,  
principalmente prefrontales, cuyo  
cambio en los niveles de activación  
se asocia normalmente a un mayor  
control cognitivo de pensamientos,  
conductas y emociones negativas  
(Principe et al., 2019).  
En este sentido la tercera generación  
de las terapias cognitivas  
conductuales, aportan un sinnúmero  
de técnicas que no solo buscan la  
sobredimensionadas los  
pacientes. También se dan cambios  
normalizadores en estructuras  
límbicas de procesamiento  
en  
evitación  
y
reducción de los  
síntomas, sino que facilita al  
paciente los recursos para que en  
forma responsable elija y acepte  
aquellos eventos que lo llevan a  
actuar de una manera que le ha sido  
contraproducente.  
y
emocional, relacionadas con la  
fisiopatología de la ansiedad con  
diferencias trastornos  
entre  
específicos. (Moreno, 2016)  
1
11  
Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
Por lo que la terapia de aceptación y  
compromiso (ACT) de Hayes,  
Stroshal y Wilson (1999) constituye  
una terapia de tercera generación  
trabajo de la ACT (Bermúdez et al.,  
2010).  
Hayes (2004) plantea que la ACT es  
explícitamente contextualista y se  
basa en un análisis experimental  
básico del lenguaje y la cognición  
humana a través de la teoría del  
marco relacional. De manera general  
esta terapia se caracteriza por los  
siguientes elementos:  
dentro cognitivo  
conductual, que no se centra en la  
eliminación de los síntomas  
del  
modelo  
cognitivos para así alterar la  
conducta del paciente, sino que se  
orienta a la modificación de su  
función a través de la alteración del  
contexto en el que estos síntomas  
cognitivos resultan problemáticos  
a. Parte de un marco global de  
referencia sobre las ventajas y  
desventajas de la condición  
humana.  
(M. Luciano & Valdivia, 2006).  
Estos contextos representan las  
condiciones necesarias para evaluar  
los eventos externos, así como, el  
b. Mantiene  
una  
filosofía  
contextual-funcional.  
propio  
comportamiento,  
como  
c. Es coherente con un modelo  
funcional sobre la cognición y el  
lenguaje (la Teoría del Marco  
Relacional).  
reacciones normales (aun cuando  
causen dolor a las personas) o como  
reacciones anormales y negativas  
(
Vargas & Ramírez, 2012).  
d. Sustenta una perspectiva  
nueva de la psicopatología en la  
que resulta central el concepto  
funcional de evitación experiencial  
destructiva.  
La ACT comparte  
principios  
filosóficos con la psicoterapia  
analítica funcional, encuadrándose  
ambas dentro del movimiento  
llamado Análisis de la Conducta  
Clínica, en lo que sería una  
evolución del análisis funcional de la  
conducta que toma en consideración  
las últimas novedades sobre el  
estudio funcional del lenguaje que  
constituye uno de los elementos de  
Siendo importante explicar el  
Trastorno de Evitación Experiencial  
(
TEE),  
como  
una  
dimensión  
funcional que permite explicar el  
origen y mantenimiento de un amplio  
número de problemas psicológicos  
1
12  
Ponce-Alencastro et al. (2021)  
formalmente  
diferenciados.  
corto plazo (Hayes et al., 2013).  
De manera que en vez de luchar  
Ocurriendo cuando la persona no  
está dispuesta a entrar en contacto  
con experiencias privadas aversivas,  
que pueden ser pensamientos,  
contra  
las  
emociones,  
los  
pensamientos, los recuerdos y las  
sensaciones aversivas se promueve  
su aceptación de tal forma que uno  
esté dispuesto a sentir todo aquello  
que venga en cada momento  
(Hayes, 2004).  
sentimientos, recuerdos,  
y
se  
comporta deliberadamente para  
alterar la forma o la frecuencia de  
dichas experiencias, produciendo  
una importante limitación en la vida  
personal (Navarro & López, 2013).  
Teniendo la ACT, como objetivo el  
desarrollo  
de  
la  
aceptación  
De manera que la ACT está  
específicamente diseñada para  
alterar el patrón evitador. De acuerdo  
a su perspectiva funcional, no está  
orientada a un cambio del contenido  
psicológico y a la utilización para tal  
fin de estrategias de control, sino que  
su objetivo es un cambio del  
contexto en el que dichos contenidos  
psicológicos se dan, de modo que se  
altere la función de esos eventos  
privados (Schoendorff & Steinwachs,  
psicológica, es decir, el estar  
dispuesto a entrar en contacto con la  
estimulación aversiva, siempre y  
cuando hacerlo esté en relación con  
actuar en una dirección valiosa para  
la persona (Luciano et al., 2010).  
Enseñándole de esta manera, al  
sujeto, a lidiar con sus asuntos  
personales y a relacionarse de  
manera diferente con el inevitable  
malestar.  
Favoreciendo  
de que  
el  
aprendizaje  
pensamientos,  
los  
2
013).  
sensaciones,  
Lo que contribuirá a que se de una  
mayor flexibilidad conductual, puesto  
que el sujeto no estará condicionado  
a actuar siempre para evitar y  
escapar de sus eventos privados  
desagradables, sino que podrá  
actuar en dirección a sus valores  
personales, aún cuando eso conlleve  
a experimentar mayor malestar a  
recuerdos, son solo eso y no deben  
ser considerados como barreras  
físicas, para tomar perspectivas o  
distancias en relación a ellos.  
1
13  
Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud ‘‘GESTAR”. Vol. 4, Núm. 8. (Ed. Esp. Nov.) ISSN: 2737-6273  
Ansiedad social: Intervención desde la terapia de aceptación y compromiso a propósito de un caso.  
2
. Metodología  
No refiere enfermedades notables en  
la infancia y adolescencia.  
2
.1. Presentación del caso  
Su desempeño escolar fue bueno,  
destacándose como buen alumno en  
el colegio, lo que hizo que se  
proyectara a estudiar una carrera  
universitaria, que no pudo realizarla  
por cuestión de preferir tener un  
negocio propio.  
Para proteger los datos del  
consultante se han alterado la  
información personal incluyendo el  
nombre con la finalidad de impedir la  
identificación de la persona.  
Varón de 44 años de edad casado  
hace 5 años con su pareja, con quien  
tiene una niña de 3 años de edad. De  
su relación cuenta que su esposa ha  
sido muy paciente con él, debido a  
su forma de comportarse, de no  
hablar mucho, de no salir mucho a  
paseos ni asistir a fiestas. Aun  
siendo ella paciente, han tenido  
discusiones a lo largo de estos años  
en la forma de ser él poco expresivo  
con ella.  
A la edad de 18 años empezó a  
trabajar y eso hizo que fuera  
teniendo su propio dinero  
y
dedicarse la mayor parte del tiempo  
a seguir trabajando en el comercio  
en general, los últimos años se ha  
dedicado al comercio de ropa.  
Respecto a su vida personal él se  
consideraba una persona eficaz en  
su trabajo como comerciante de  
ropa, pero que a raíz de la pandemia  
En el área familiar proviene de un  
hogar conformado por padre y madre  
actualmente vivos de 72 años y 75  
años respectivamente. Comenta que  
el embarazo de su mamá se  
desarrolló de manera normal y en  
cuanto a su nacimiento fue a  
término, parto vaginal eutócico (sin  
complicaciones). Recibió lactancia  
materna hasta cerca de los dos años  
de edad, y se le aplicaron todas las  
vacunas según el recuerda.  
sus  
ventas  
disminuyeron  
hasta que  
considerablemente,  
decidió quedarse en su casa para  
evitar algún tipo de contagio. En el  
área interpersonal siente que ha  
tenido pocas amistades valiosas,  
debido a su poca capacidad de  
entablar vínculos con familiares y en  
mayor medida con extraños,  
señalando que ciertas personas que  
él consideraba amigos lo han  
defraudado, reconoce que siempre  
1
14